Superar el estreñimiento en la dieta cetogénica

El estreñimiento en la dieta cetogénica es algo habitual cuando no se lleva una alimentación apropiada teniendo en cuenta que cuando se hace una alimentación de este tipo apenas se ingieren hidratos de carbono.

¿Vas al baño menos de 3 veces a la semana? ¿Expulsas heces pequeñas o te cuesta mucho trabajo evacuar?


estreñimiento en dieta cetogénica

En una dieta cetogénica sabemos que se consume muy baja cantidad de carbohidratos y generalmente la cantidad diaria no supera a los 50 gramos al día evitando alimentos como las legumbres, productos lácteos, vegetales con almidón y alimentos con harinas blancas y azúcar.

Al mismo tiempo se incluye un gran consumo de grasas saludables para acompañar al consumo de proteína pero en ocasiones no es suficiente para asegurar un buen tránsito intestinal y evitar el estreñimiento.

Una de las causas más comunes de que se produzca estreñimiento en la dieta cetogénica es la deshidratación ya que este tipo de dietas tienen efecto diurético y pueden producir la sequedad de las heces.

Como mínimo para superar este estreñimiento, cuando se está siguiendo una dieta cetogénica se debería de consumir entre 8 y 10 vasos de agua diarios para mantenerse bien hidratado. Consumir caldos, infusiones y o té también es buen complemento como bebida para la dieta cetogénica y una alternativa a solo consumir agua.

La fibra en una dieta cetogénica tiende a brillar por su ausencia y muchas personas la eliminan prácticamente pro completo cuando hacen este régimen de adelgazamiento.

El consumo recomendable de fibra diario está entre los 25 y los 40 gramos y se pueden conseguir comiendo verduras sin contenido en índice glucémico o almidón.

Consumir diariamente alimentos con un gran aporte de fibra como el salvado de trigo o las semillas de lino, que son fuentes de mucha fibra y al mismo tiempo son bajas en carbohidratos, justo lo que necesitamos en una dieta cetogénica para cumplir con ella y al mismo tiempo evitar el estreñimiento.

Las semillas de lino o el salvado de trigo se pueden añadir perfectamente en el agua o incluso en las ensaladas.

Pero puede darse el caso de que a pesar de estar consumiendo suficiente fibra y de estar hidratándose bien surjan problemas de estreñimiento y particularmente durante los primeros días y semanas de haber comenzado a hacer la dieta.

El cuerpo necesita tiempo para adaptarse a los cambios pero sin duda es mejor durante es proceso de adaptación seguir la base de consumir suficiente fibra y agua día a día para facilitar la adaptación a la que también sea dicho el ejercicio físico ayuda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *