Cómo ganar fuerza y músculo en la dieta cetogénica

La dieta cetogénica como ya hemos visto en otros post de este blog es muy efectiva para definir y tonificar nuestros músculos al mismo tiempo que quemamos la grasa acumulada pero además existen 2 formas de conseguir más fuerza en nuestros músculos y masa muscular para poder entrenar con mayor potencia y seguir mejorando y tener un mayor rendimiento en los entrenamientos.

Básicamente existen dos maneras de conseguir esa fuerza:


1.- La primera de ellas sería hacer la dieta cetogénica cíclica de manera que comamos durante unos 5 días alimentos con bajo contenido de indice glucémico para las 24 o 48 horas siguientes consumir mayor cantidad de alimentos ricos en carbohidratos para así conseguir mayor energía y potencia en los entrenamientos. Notaremos una bajada de azúcar en sangre puesto que el cuerpo se encontrará produciendo mayor cantidad de cetonas. Es una de las formas más comunes y efectivas de conseguir una mayor fuerza muscular.

Cömo ganar fuerza y músculo en la dieta cetogénica

2.- Por otro lado la dieta cetogénica dirigida se basa en consumir los hidratos de carbono a horas cercanas a los entrenamientos y se suele acompañar de los suplementos para recargar las reservas después de entrenar pero también para conseguir un nivel óptimo de hidratación, algo que como sabemos es fundamental en toda dieta pero más aun si cabe cuando estamos en cetosis. Con ello conseguimos un nivel interesante de glucógeno al aumentar ese consumo de carbohidratos pero evidentemente debemos tener claro que sin embargo no se produce la misma cantidad de pérdida de grasa corporal.

En cambio para conseguir acercarnos a la cantidad de grasa que se suele perder en los entrenamientos cuando se hace una dieta cetogénica común o estandar, lo que tenemos que hacer es trabajar con cierta intensidad para de esta manera ganar mayor fuerza y consumir la catntidad de glucógeno aproximada de 70 mmol/kg para forzar al cuerpo a quemar la grasa.

Aprovechando la dieta cetogénica dirigida al máximo

Lo ideal es entrenar cada 2 días para dejar descanso a los músculos y el día que toca entrenar para aprovechar al máximo el entrenamiento en la dieta cetogénica dirigida tenemos que entrenar entre 6 y 8 horas antes del entrenamiento principal para acabar con las reservas de glucógeno. Podemos empezar por realizar series largas de más de 10 repeticiones (entre 10 y 12 repeticiones está bien) para de ese manera conseguir una regulación de la glucosa para bajar sus niveles en 30mmol. Cuando alcancemos en nivel tope o crítico en el entrenamiento debemos de terminar con el y descansar para el segundo entrenamiento y el principal del día.

Es cuando llega la hora de carga de carbohidratos comiendo sobre 1 gramo de hidratos por cada kilo de peso que tengamos cada 2 horas. Por lo tanto estamos hablando de consumir 3 o 4 comidas durante las 6 u 8 horas previas al entrenamiento principal siendo lo ideal consumir la carga en líquidos para una mejor absorción. La cantidad para cada pequeña ingesta cada las 2 horas debe de ser de entre 20 gramos y 30 complementados con unos 10 o 15 gramos de creatina y si se desea algunos gramos de glutamina (5 está bien)

Cuando solo falten tres cuartos de hora o 1 hora para entrenar se debe de ingerir un aperitivo líquido isocalórico de 15-20 gramos de creatina y si es posible algñun suplemento con magnesio para evitar que se produzcan calambres musculares. Se debe de mantener por supuesto de una buena hidratación durante el periodo del primer entrenamiento y el segundo.

Con todo este proceso, si se hace bien se va a observar como se gana más fuerza y eso evidentemente se traducirá en la ganancia de masa magra muscular puesto que nuestros músculos están más capacitados para levantar más peso al tener mayor fuerza en ellos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *