Para aprender cómo adelgazar en navidades necesitarás una buena planificación.

¿Cómo Adelgazar En Navidades?

Las Navidades no tienen por qué ser sinónimo de excesos. Resolvemos las preguntas más comunes sobre cómo adelgazar en navidades o por lo menos cómo no engordar en estas fechas que tanto preocupan a la gente , y te enseñamos a disfrutar de las comidas copiosas, pero con cabeza.

Cómo Adelgazar En Navidades; 4 Preguntas Frecuentes

Para aprender cómo adelgazar en navidades necesitarás una buena planificación.

El turrón con almendras es muy nutritivo, quizás demasiado para estas fechas.

1. ¿Es Bueno El Turrón?


-Siempre he pensado que el turrón, desde el punto de vista nutricional, es sano por estar compuesto de almendras. ¿Hasta que punto eso es verdad?.

Efectivamente, el turrón está compuesto mayoritariamente por almendras, y éstas son ricas en proteínas, grasas saludables, hidratos de carbono, sales minerales y vitaminas.

Durante las fiestas es normal consumir demasiadas proteínas, grasas e hidratos de carbono sobre todo en forma de alcohol y dulces. Por lo que tomar turrón como postre en una comida navideña puede resultar «demasiado» nutritivo. Por otra parte, a éste se le suele añadir mucha azúcar.

De manera que si te gusta no te prives, cómelo despacio pero dosifícate y no piques sin control.

Las versiones con fructosa no son mejores, son productos excesivamente dulces y empalagosos.

2. Reduce Las Proteínas

-Cada año nos proponemos el mismo reto: comer lo mejor posible durante las celebraciones, pero ocurre que no siempre tengo claro cómo conseguir mi meta. ¿Es posible hacer una comida o cena equilibrada en una fiesta navideña?

No es fácil. El primer problema es que comemos en exceso. No hace mucho un estudio llegaba a la conclusión de que cada español ingería en Nochebuena unas ¡9.000 calorías! Suficiente para vivir 4 días.

El otro problema es que los menús suelen ser muy desequilibrados: tanto los primeros como los segundos platos son proteicos mariscos, ahumados, carnes. Exceptuando algunos platos como la lombarda casi todo son proteínas, que a su vez incorporan mucha grasa y sal, y escasean los hidratos de carbono. Como resultado el organismo busca el equilibrio y provoca ansiedad por comer carbohidratos rápidos (alcohol y dulces).

Mi mejor recomendación es que en la primera parte de la comida y más si tú decides el menú tomes alimentos ligeros y escasamente proteínicos, como espárragos, endivias, pastel de verduras o alguna ensalada imaginativa, limitando las proteínas y el alcohol al segundo plato. Así no sólo reducirás la cantidad de proteínas sino que te apetecerán menos el alcohol y los dulces.

3. Fiestas Sin Engordar

-En casa se celebran las fiestas de Navidad a lo grande, por lo que se suele engordar un mínimo de 2 kg que después se consiguen quitar a duras penas, porque comer es algo que gusta a todo el mundo. Unas pautas básicas para poder comer sin preocuparse y no engordar necesariamente.

Afortunadamente, la costumbre de tener una bandeja de turrones permanente en casa desde Nochebuena hasta Reyes ya ha pasado a la historia, lo que reduce los momentos de tentación.

Haz un recuento de tus eventos para las navidades, y planifica uno o dos días de dieta más o menos estricta al día siguiente de cada uno de ellos. Lo mejor: ensaladas, sopas de vegetales y verduras al vapor, ya que las comidas navideñas suelen ser excesivamente proteínicas. Eso, unido a una sauna y algo de deporte, será suficiente para quitarte en poco tiempo los excesos del festín del día anterior.

Ahora bien, saber que después vas a hacer una dieta de limpieza no debería servir de excusa para no ponerte ningún límite con la cantidad.

4. Dulces y Alcohol

-Algunas veces que al comer un trozo de tarta acompañada de cava, uno se puede marear. Ahora que llegan las fiestas a muchas personas les da miedo tomar alcohol. ¿A qué puede deberse esto y cómo se puede evitar?

El alcohol es un hidrato de carbono con un alto índice glucémico, por lo que al consumirlo produce una rápida subida del índice de glucosa en la sangre.

Si lo tomas con el estómago vacío y acompañado de alimentos dulces, los índices de glucemia suben más deprisa de lo normal. Esto da lugar a una secreción puntual de insulina, con su consiguiente bajada de la glucosa en la sangre, lo que produce una sensación de malestar.

A esta montaña rusa hay que añadirle los típicos efectos del alcohol. No es de extrañar que te sientas mal, no eres la única o el único. Una o dos copitas de vino no tienen por qué hacerte daño, pero toma la precaución de comer algo salado antes, evita el dulce y bebe poco a poco con moderación.

No descartes el ejercicio, si buscas la manera de aprender cómo adelgazar en navidades o al menos saber cómo no ganar peso, puesto que es una gran ayuda, aunque lo bueno es buscar un equilibrio entre una alimentación saludable y actividad física.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *