Category Archives: Dietas Efectivas

¿Únicamente se puede adelgazar con dietas cetogénicas?

Todos sabemos la efectividad de las dietas cetogénicas para adelgazar. Pero, el inconveniente es que estas dietas sólo se pueden utilizar durante un período de tiempo muy limitado, y como sabemos deben de ser recetadas por nuestro médico. Si lo que deseas es adelgazar algunos kilos para que te guste más tu cuerpo, más que por problemas de salud, la dieta cetogénica no es tu solución.

dietas para adelgazar

En este caso, lo ideal sería emprender una dieta para utilizarla a lo largo de meses o incluso para todo el año. Para ello os recomiendo investigar sobre varias recetas y componer vuestra propia dieta. En esta web podéis obtener recetas para adelgazar (e incluso dietas completas).

Pero eso sí, debemos de unir un gran sacrificio a la dieta. Yo voy a cumplir un año con la misma dieta y os comento que no es tan fácil, y al parecer no soy el único, mijail también nos habla sobre el sacrificio para la dieta. Debemos de equilibrar hábitos activos, actividad física, y una buena alimentación. Debemos de fijarnos muy bien en la composición de todo alimento que comamos.

No todo está en las calorías. Yo me fijaría más bien en comer pocos glúcidos (azúcares simples) y pocas grasas, sobre todo transgénicas, con las naturales no es necesario ser tan estricto.
Les deseo suerte y espero que vayan comentando sus experiencias mediante la sección de comentarios, nos enriquecen mucho.

La influencia del sueño en la pérdida de peso

Uno de los factores determinantes para perder peso es el sueño y su influencia cuando queremos bajar de peso es mucho más grande de lo que en un principio podemos llegar a imaginar.

Por una parte la alimentación que se sigue es fundamental para poder tener un sueño de calidad y de manera inversa la calidad y cantidad del sueño determina nuestra actividad metabólica.

el peso y el sueño

Para entender la importancia que tiene el sueño en nuestro organismo solo hace falta conocer alguno de los estudios que han podido demostrar que cuando estamos un día entero sin dormir o 24 horas, las funciones del cuerpo decaen como si tuviéramos un nivel de alcohol alto en la sangre o dicho en otras palabras, como si estuviésemos ebrios.

Es frecuente escuchar testimonios de personas que hacen un régimen para adelgazar y practican mucho ejercicio y apenas puedan bajar pocos kilos y en muchos casos el factor que impide la bajada de peso es la poca o baja calidad del sueño.

Según los especialistas las personas que no duermen lo suficiente tienen tendencia a comer más, en cierto modo para poder mantener la energía y en parte también porque la falta de sueño influye directamente en la producción de hormonas que controlan la pérdida de peso y el hambre.

También se ha observado que las personas que duermen menos y peor, tienen más tendencia a consumir alimentos azucarados.

El no tener suficientes horas de sueño y o que estas no sean de calidad, hace que aumente la resistencia a la insulina y esto hace que el organismo no tenga la misma facilidad para procesar los hidratos de carbono como lo haría si descanso fuese el adecuado.

Este aspecto es muy importante, puesto que en la sociedad actual las cantidades de hidratos de carbono simples que se consumen, así como de azúcares blancos y de harinas refinadas, derivan en problemas de obesidad, acentuados muchas veces como consecuencia de la falta de sueño.

Cuando hablamos de llevar una vida sana y de estar en un buen peso, según los especialistas una buena alimentación, realizar ejercicio con cierta constancia y tener un buen descanso son los puntos más determinantes.

Las causas de un mal descanso pueden ser variadas, como tener estrés, ansiedad, ciertas preocupaciones pero también puede ser ocasionado como hemos dicho anteriormente por una mala alimentación.

Una alimentación para fomentar el descanso y la calidad del sueño

La primera de las reglas básicas para seguir una alimentación que favorezca un buen sueño, es aumentar tanto como se pueda el número de comidas diarias.

Lo aconsejable para ellos es hacer como mínimo 5 comidas pequeñas al día, pero pueden ser más perfectamente.

Una mayor facilidad para conciliar el sueño se consigue consumiendo pequeñas cantidades de alimentos distribuidas a lo largo de todo el día, ya que se ayuda a tener más estables los niveles de azúcar en la sangre.

Además si se producen repentinas bajadas de azúcar en la sangre es muy probable que se interrumpa el sueño a media noche con la necesidad de consumir más.

Hablando de la cena la ideal es aquella que contenga carbohidratos complejos, como alguna fruta y por supuesto las proteínas. De esa manera se consigue que el azúcar se absorba lentamente a lo largo de la noche sin crearse picos de insulina que dificulten nuestro descanso.

Esto que hemos visto es una regla general sea cual sea el tipo de régimen que se esté siguiendo.