La dieta cetogénica y la epilepsia refractaria

La dieta cetogénica además de usarse para adelgazar o para conseguir un cuerpo al más puro estilo del culturista, es usada como una alternativa terapéutica para tratar la epilepsia.

dieta cetogénica para la epilepsia refractaria

La dieta cetogénica sabemos que se basa en consumir prácticamente proteína y grasas y un muy bajo consumo de hidratos de carbono, para que así el organismo deba de consumir lípidos como su fuente de energía principal.

Aquí hoy veremos cómo afecta la dieta cetogénica en la epilepsia refractaria y en los distintos pacientes incluyendo los niños.

La dieta cetogénica para la epilepsia refractaria

Que la dieta cetogénica sea recomendada en los casos de epilepsia refractaria no es algo nuevo e incluso hay referencias de la biblia en donde se menciona que las personas que padecían epilepsia mejoraban cuando se sometían al ayuno prolongado.

Pero fue ya en los años 20 cuando se comenzó a usar por los profesionales de la salud para tratar esta enfermedad.

Fue el doctor John Freeman del hospital Hopkins Hospital la persona que volvió a sacar a la luz la aplicación de la dieta cetogénica para tratar la epilepsia ya que algunas de las instituciones internacionales introdujeron los medicamentos antiepilépticos, con lo que no era muy interesante como negocio tratar solamente la epilepsia con dieta.

Efecto de la dieta cetogénica en personas epilépticas

Con la aplicación de esta dieta en las personas que padecen epilepsia se consiguen reducir las crisis.

Los cuerpos cetónicos que se liberan al realizar una dieta cetogénica imita el estado de ayuno en cuanto a la falta de glucosa en el cuerpo, lo cual es clave a la hora de mejorar la enfermedad en muchos de los pacientes.

Pero antes de realizar una dieta cetogénica con el fin de tratar una epilepsia, se deben de realizar minuciosos estudios de la persona para así comprobar que está o no padeciendo una epilepsia refractaria y de ese modo poder descartar algunas condiciones del paciente que sean incompatibles con este tipo de régimen alimenticio.

Dieta cetogénica para la epilepsia en niños

En el caso de los niños epilépticos, cuando no son susceptibles de someterse a ningún tratamiento científico, la dieta cetogénica es una de las alternativas más adecuadas en la mayoría de los casos.

Según los médicos hay ciertas enfermedades específicas que son de tipo metabólico en las cuales la dieta cetogénica es una buena elección para poder controlar las crisis.

El médico nutricionista debe de elaborar un régimen específico para cada paciente, de acuerdo a sus condiciones de peso, edad, actividad física etc…

La dieta suele comenzar con una hospitalización de unos 5 días en los que se van realizando pruebas y se induce al paciente al estado de cetosis.

Poco a poco se va introduciendo la dieta y es de vital importancia que los padres sigan de manera estricta los protocolos, en cuanto a los alimentos permitidos, los que no lo son y las cantidades apropiadas para cada niño.

En el caso de los niños con epilepsia refractaria, la dieta cetogénica ofrece buenos resultados ya que según los estudios 1 de cada 3 niños mejora las crisis en un 90% o más.

¿Se puede beber alcohol en la dieta cetogénica?

La dieta cetogénica es complicada de seguir, más si tenemos en cuenta que podemos tener compromisos sociales o de trabajo en los que el alcohol suele estar presente.

el alcohol en la dieta cetogénica

En la dieta cetogénica sabemos que debemos de cuidar mucho los carbohidratos que consumimos y que a poco que nos pasemos podemos salirnos de la cetosis.

A la pregunta de si se puede tomar alcohol en la dieta cetogénica es a lo que os responderé en hoy.

El vino y la cerveza debemos de evitarles ya que contienen muchos carbohidratos y en este sentido es mejor tomar licores pero mucho ojo!

Los licores contienen muchos azúcares naturales que se producen en los procesos de destilación.

No debemos caer en la trampa de las informaciones que dicen que en la dieta cetogénica se pueden tomar bebidas light como vino o cerveza light puesto que de light poco tienen ya que contienen al fin y al cabo muchos carbohidratos. Un vaso de cerveza o de vino light contiene unas 7 gramos de carbohidratos.

Si queremos que la dieta cetogénica sea efectiva, también debemos mantener a raya no solo los carbohidratos de las comidas sólidas, sino también los de las bebidas.

El alcohol hace mucho más complicado la quema de grasas aun cuando estemos en cetosis.

Bebidas a evitar en la dieta cetogénica

Estas bebidas son las siguientes:

  • Cerveza
  • Vino
  • Sodas
  • Licores de sabores
  • Cócteles

Bebidas con alcohol válidas

Estas bebidas que vamos a ver a continuación contienen alcohol ya que no contienen carbohidratos aunque sí que contienen bastantes calorías, así que son válidas para la dieta cetogénica pero dependiendo de nuestras necesidades.

Vodka: Tiene que ser vodka puro y no saborizado ya que los vodkas de sabores suelen contener muchos azúcares añadidos.

Whisky: El whisky tampoco contiene azúcares añadidos cuando es de buena calidad y se puede beber en la dieta cetogénica.

Tequila: También en este caso debe de ser un tequila de buena calidad y nada tampoco de consumir alguno que esté saborizado.

Ginebra: Debemos de seguir las mismas pautas, beber poca cantidad y nunca consumir ginebras de sabores.

Nota

Consumir alcohol sin carbohidratos no solo no detiene la cetosis sino que la puede aumentar, ya que produce la liberación de más cetonas.

Esto se debe a que el alcohol produce efectos en el metabolismo del hígado y cuando bebemos alcohol de este tipo, sin carbohidratos y sin azúcares añadidos, el hígado convierte el alcohol el triglicéridos que favorecen la producción de los cuerpos cetónicos.

Algunas personas experimentan una mayor borrachera cuando están en cetosis y de la misma manera padecen fuertes resacas.

Para que esto no ocurra lo mejor es beber un vaso de agua por cada copa de alcohol que tomemos.

Aquí puedes ver un menú de la dieta cetogénica para 7 días